Alegrías y tristezas

Qué pena…

*Que el taxista más guapo que me ha tocado nunca (y que recordaba el camino a mi casa) haya resultado ser un hortera musicalmente hablando, hasta el punto de que la visión se ha empañado bastante

*Que haya libros que siempre empiezo y nunca acabo.

*Que el móvil estuviera apagado.

*Que esté tan cansada que no quiera quitar y guardar el edredón a pesar de que en la calle hay 26ªC.

*Que no todos los que hubiera querido compartieran una deliciosa y fría botella de vino a la luz de la luna.

*Que la rutina laboral me haya atrapado al día y medio.

*Que haya protoperiodistas que, aun saltándose las normas más elementales (contrastar, separar información de opinión, informarse del tema del que hablan…), estén en uno de los grandes diarios españoles, mientras yo me marchito corrigiendo infumables textos de gente que no sabe ni escribir su nombre.

*Que enviar miles de CV durante meses dé tantos frutos como gritar al viento.

*Que la gente siga siendo tan poco previsora.

*Que haya mecanismos mentales como la falsa moneda, que siempre vuelven y amenazan con destruir la frágil construcción de lo que quiero ser.

*Que algunos procesos, aun conociendo la posibilidad de racionalizarlos, sigan siendo casi automáticos en mí, incluso en esta época de ecdisis. Y que se conviertan en trozos de caparazón que hay que quitar una y otra vez.

*Que, a veces, ser uno mismo parezca lo peor que puedes ser en un determinado momento.

Qué alegría…

*Que a veces Ulises y Korma se peleen por ser el primero en darrme un beso cuando llego a casa de noche.

*Que quedarse sin comer pueda proporcionar alegría a unos pocos.

*Ver salir la luna en una terraza frente al mar mientras sonríes y aún puedes admirar su belleza.

*Que por fin vaya a poder admirar los colores y las formas de un gran paisajista flamenco.

*Que sea capaz de mantener principios y enseñanzas después de tanto tiempo.

*Descubrir lo que les gusta a los demás, y apreciarlo en lo que vale. Acercándote, al mismo tiempo, a ellos.

*Detectar que el camino es el erróneo antes de estar sumergida del todo en el bosque, y así poder rectificar.

*Levantarte cada mañana y poder mirarte al espejo, sabiendo lo que has perdido, lo que has ganado y lo que aún conservas.

*Ser capaz de mirar más allá de tu ombligo.

*Apreciar el afecto de los demás.

*Hablar durante horas y sentir que te escuchan.

*Que haya libros que siempre empiezo y siempre acabo.

*Seguir siendo yo.

Anuncios

Acerca de Tindriel

Geek, Freak, adicta a las series y los buenos libros, a veces creo que trabajo para poder seguir trabajando en mi tiempo libre.
Esta entrada fue publicada en Mi vida. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Alegrías y tristezas

  1. franciscoaranguren dijo:

    Qué alegría saber que “ecdisis” es algo así como romper las conchas que nos va poniendo encima la vida, para seguir creciendo y soltar nuestros miedos. Qué alegría que ese sea el proyecto personal de alguien. Qué pena que la sea tan difícil entrar a dejarte un comentario. Qué pena que mi clave de acceso fuera tan difícil que la olvidara al momento y que la que me han dado ahora sea más rara todavía (con 1 total de 7 caracteres -tres números-, bueno 6, además sin nada que ver entre sí). Espero no olvidarla ahora ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s