Pues ya está

Ayer, a las cuatro de la tarde me reuní con otras 9.999 personas, aproximadamente, para cocernos de forma voluntaria, y pagando por ello, en el Pabellón 9 del IFEMA. 2 horas y media después, señalaba con círculos en lápiz las que yo consideraba respuestas correctas a un examen tipo test de 100 peguntas. Y a las 8 de la tarde lo entregaba, quedándome con un papel amarillo como resguardo. Calor, hambre, aburrimiento y nerviosismo causado por el resto de gente que se presentaba (habría eliminado a unos 4.000 antes de empezar solo por no ser capaces de entender frases sencillas). Pero ya está hecho. Ya he tenido mi primer examen de oposición. El jueves, el siguiente, en otra categoría de cuyo temario no estoy muy puesta, la verdad.

No tengo muy claro qué tal me fue. Sé que tengo, al menos, 7 preguntas mal, pero puede haber más. Y ya no es cuestión solo de cómo lo haga yo, sino de cómo lo ha hecho el resto. Tampoco importa mucho. 9.800 personas no van a superar el proceso selectivo, así que ser una de ellas no es un fracaso. Y menos con la cantidad de horas que le he echado (léase en tono irónico). A todo esto podemos sumarle el hecho de que, en realidad, no me juego nada, porque ya tengo un trabajo con un sueldo mejor. Como le comentaba ayer a un buen amigo, en realidad no podría aceptar la plaza si ésta no implicara marcharse de Madrid, que hay que pagar la hipoteca…

Por otro lado el viernes, después de una más que agradable sesión de risas proporcionadas por un alma generosa y el último enlace añadido a mi lista, The Onion, volví a ver Harry Potter y la orden del Fénix y sigo manteniendo la misma opinión. Pero antes de eso me deleité durante 1 hora con la pintura y los dibujos de Van Gogh, porque por fin fui a ver la exposición (es lo bueno de que algunos museos abran hasta las 23h., que puedo ir al salir del trabajo). Me gustaron 2 obras especialmente, y con una de ellas casi podía ver al artista concentrado en el jardín. En vivo, frente a frente con los brochazos del genio, me pareció indescriptiblemente hermoso. Al igual que el estudio, en tiza negra sobre papel, realizado para El Ayuntamiento de Auvers. Volveré antes de que la quiten, porque la belleza no debería ser algo que para contemplar esporádicamente.

Anuncios

Acerca de Tindriel

Geek, Freak, adicta a las series y los buenos libros, a veces creo que trabajo para poder seguir trabajando en mi tiempo libre.
Esta entrada fue publicada en Mi vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s