La vuelta al trabajo me está costando más de lo que pensaba. tensiones, anuncios de ventas, gritos, discusiones y, en general, muy mal rollo. Si antes me apetecía poco volver ahora me cuesta un gran esfuerzo levantarme de la cama pensando en ir.

Por suerte, hay cosas que siempre animan. Pensar en la nueva sesión de Vampiro, recordar las caras de mis queridos jugadores (nunca creí que diría esto) cuando se les ofrece otra vuelta de tuerca, los cómics de Lucifer e Y, el último hombre. Las reediciones de Fábulas y Stardust y la perspectiva del Salón del Cómic de Madrid.

Y planear nuevas escapadas. Echando cuentas he podido ver que es poco probable que consiga acreditar las 50 inmersiones que me piden para el Mar Rojo, así que ya estoy mirando otras cosas. Y me he enamorado. Y es que imaginar el pasar una semana en este lugar debería emocionar a culaquiera. Igual luego se queda en nada, pero de momento me sirve como mantra para relajarme. Y dicen que soñar no cuesta nada…

Anuncios

Acerca de Tindriel

Geek, Freak, adicta a las series y los buenos libros, a veces creo que trabajo para poder seguir trabajando en mi tiempo libre.
Esta entrada fue publicada en Mi vida, Viajes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s