Contraste

A finales de la pasada semana, hacia el jueves o el viernes, andaba agobiada con la falta de tiempo libre en mi apretada agenda.

Recordaba la cantidad de cosas que quería o tenía que hacer y no encontraba hueco. Y era bastante poco agradable, la verdad. Así que decidí que no pasaría de este fin de semana el que reorganizara horarios y prioridades, relegando algunas y potenciando otras nuevas. Y parece que logré hacerlo bastante bien.

Ahora miro los compromisos y me invade una sensación de trabajo bien hecho, de reorganización de cosas efectiva. No el temor a acabar ahogada de antes. Y, en ocasiones como hoy, la vida te hace una jugada y acabas teniendo otro rato libre. Y no importa, no es malo.

Después del miedo, me enfrento a mi segunda tarde seguida (la primera fue por encontrarme mal, todo sea dicho) sin compromisos ni más planes que aplicar una de mis Reglas de oro: hacer lo que me apetezca.

Ahora sólo tengo que pensar el qué…

Anuncios

Acerca de Tindriel

Geek, Freak, adicta a las series y los buenos libros, a veces creo que trabajo para poder seguir trabajando en mi tiempo libre.
Esta entrada fue publicada en Mi vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s