La tecnología y yo

Hay días en que es mejor no acercarse a un aparato eléctrico, pues parecen haber cobrado vida propia y, poniéndose de acuerdo, han declarado su odio incondicional a la humanidad. Hoy es uno de esos días para mí.

Ayer cuando llegué a casa descubrí que el disco duro no funcionaba. La razón, sencilla. El conector al transformador estaba estropeado. De hecho había perdido una clavija. ¿Sencillo no? Pues no. Después de visitar todas las tiendas de componentes electrónicos que conozco he descubierto que ya no tenían ese tipo de transformadores, así que en la última tienda me han aconsejado que, simplemente, cambiara la caja externa del disco duro. Bien, con más miedo que vergüenza he decidido ponerme manos a la obra.

Lo primero ha sido averiguar cómo narices se abría la caja del disco duro, que no tenía tornillos por ninguna parte. Pero Internet es un pozo de sabiduría y me ha sacado del apuro. Una vez completada la fase uno he iniciado la fase dos, con poco éxito. Porque los cables que conectan el disco duro a la nueva caja no sirven. Así que ahora estoy así, con un disco duro abierto y sin saber cuándo podré solucionarlo. Sospecho que el lunes, como muy pronto.

Y mientras me quejaba de mi mala suerte mi móvil ha decidido empezar su propia batalla. Y aunque puedo llamar y recibir llamadas… no se escucha nada. Ya el martes me dio un par de problemas avisándome de que el número al que llamaba no estaba “incluido en el plan contratado por su empresa”. Genial. Sobre todo porque yo no tengo ninguna empresa… Y hoy ha logrado que al llamar a otro número me salieran todos los avisos posibles de Movistar, salvo el tono de llamada.

Y mañana me voy de viaje. Así que o se arregla solo o voy a tener un serio problema (sobre todo porque tengo la terrible sensación que en la limpieza post-redecoración tiré a la basura un móvil que funcionaba y me quedé con el que, aun siendo idéntico, no va ni a tiros).

Y para completar el cuadro el lunes casi se me fastidia del todo la PSP. Menos mal que eso se arregló con un ligero golpecito…

Miedo me da encender la tele…

Anuncios

Acerca de Tindriel

Geek, Freak, adicta a las series y los buenos libros, a veces creo que trabajo para poder seguir trabajando en mi tiempo libre.
Esta entrada fue publicada en Mi vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s