Plegarias atendidas

* Ya lo dijo una mujer mucho más sabia que yo: “Hay más lágrimas derramadas por las plegarias atendidas que por las no atendidas”. Pero nos da igual. Cada vez que deseamos algo nos olvidamos de que igual esa vez lo consigues y las consecuencias son imprevisibles, sin importar cuántas veces hayas hecho cábalas en tu cabeza.

Esta mañana he ido a la entrevista del Máster. Gracias a Imperator los nervios a las 8.40 de la mañana eran menores que a las 8, pero aún así existían. 4 horas después los nervios por la entrevista habían dado paso a los nervios tipo “¿qué va a ser de mi vida?”. Porque me han dicho 4 veces que casi casi seguro que tengo plaza, que mi perfil es el adecuado, que soy lo que buscan, que… Pero también me han dicho unas cuantas cosas más. Que son 3 meses de prácticas, no uno. Que habrá semanas extraordinarias con clases todos los días y no sólo los viernes tarde. Y que hay un proyecto de fin de Máster de morirse. Y sé que es de morirse porque he visto algunos de años anteriores (de hecho me he traído uno a casa como regalo).

Y yo hago cuentas, sumo 2 más 2, y me siguen saliendo 4. Y por más que miro al gato no le veo cinco patas, sino las de siempre. Y llamo a mi padre y le cuento y le salen las mismas cuentas. Y no parece que el encaje de bolillos vaya a servir para compaginar mi trabajo actual y el Máster. Ni aunque renunciara a mi vida y me diera igual acabar con tranxilium, que no es el caso, además.

Así que bien… adiós trabajo, hola Máster. Pero… ¿cómo pago la hipoteca? ¿Y la cuota del curso? ¿Quién da de comer a mis gatos y les lleva al veterinario? ¿Podré encontrar algo aunque sea a media jornada? O mejor… ¿unas colaboraciones fijas de freelance? ¿Busco un compañero de piso y redecoro la casa de nuevo? ¿Renuncio al Máster y me quedo donde estoy, aburrida y harta? Y así todo.

* El gimnasio no ayuda a tomar decisiones, pero hay que ver lo bien que me ha venido machacarme un rato para los nervios y el dejar de darle vueltas a la cabeza.

* A veces parezco tonta, tengo que recordarme que hay cosas que no debo hacer para poder dormir mejor. Al menos hoy no las he hecho. Solo tengo que seguir así, aunque cueste. Y cuesta, cuesta mucho.

* Sé que después de la parrafada anterior no debería decirlo, pero esta mañana me hubiera gustado poder hablar de mis miedos con alguien. Sé que todos estais ahí. Pero también sé que sabéis a qué me refiero…

* Felicidades por lograrlo. Sabía que lo harías. Siendo el Bloomsday no podía haber otro resultado. Celébralo y disfrútalo.

Anuncios

Acerca de Tindriel

Geek, Freak, adicta a las series y los buenos libros, a veces creo que trabajo para poder seguir trabajando en mi tiempo libre.
Esta entrada fue publicada en Mi vida. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Plegarias atendidas

  1. molecula dijo:

    Las cuentas son claras, reina. Si no sale ninguna de las opciones que hemos comentado, negocia el paro y a la calle. Te buscarás la vida sin problemas, ya lo verás.
    Y siempre puedes pedir trabajo en tu bar preferido 🙂

  2. Pedazos dijo:

    Txiki!!! A ti te sobra talento pa’to. Creo que le das vueltas a las cosas, lo que para nada es malo. Pero tienes todo mas al alcanze de lo que piensas.
    Aunque a veces nos cuesta verlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s