En pocas líneas

* El 7 de agosto me fui a Mollina, a las TdN. Conocí a un montón de gente estupenda, me reencontré con viejos amigos y conocidos y jugué un montón. Y el día 8, caminando, mi rodilla derecha decidió ir hacia el lado contrario al que el resto de mi pierna quería ir. Desde entonces me han visto 3 médicos de cabecera, uno de urgencias, dos traumatólogos, también de urgencias uno de ellos, y un fisioterapeuta. Pasé 5 desesperantes horas en una sala de espera de un hospital, en el que tuve que conseguirme yo misma una silla de ruedas para moverme. Me han hecho radiografías y me tumbé 45 minutos en una camilla, inmóvil, para que una máquina que me provocaba claustrofobia (y menos mal que la cabeza estaba fuera) pudiera fotografiar a su gusto mi rodilla.

Y hoy, 16 de septiembre, 1 mes y 8 días después del incidente, sigo sin saber qué tengo. Y contando. La resonancia salió mal, porque la máquina estaba rota, y hay que repetirla.

Y sigo de baja. Sin saber ya muy bien si pedir el alta voluntaria o arrancarme la pierna de cuajo.

* Mis gatos son un encanto. Korma está cada vez más cariñosa, conmigo, y Didi se desenvuelve que da gusto por la casa y con el resto. Cuando duermen son directamente achuchables hasta límites insospechados y cuando juegan logran que a veces deje de mirar Prison Break sólo para reírme con ellos. Y eso no lo pueden decir muchos. tener tres gatos sólo se convierte en algo desesperante cuando quieres meterlos o sacarlos de una habitación, a todos. No tengo brazos suficientes.

* Didi además parece haberse adueñado del cuarto donde está el sofá camá (la biblioteca, como me gustaba llamarla), y quizás tengamos problemas de adaptación con el nuevo inquilino. O quizás no, nunca se sabe. De momento habrá un par de brazos más para controlar a las fierecillas. Y me ahorraré un pasta en la factura del móvil. A ver cómo sale el experimento, pero si gracias a ello puedo ir a un par de partidos de los del Ramiro, habrá merecido la pena. Eso y volver a ver algunas series acompañada, que siempre se disfrutan más.

* Aunque en ocasiones mi vida parece una mala peli de Almodóvar, ahora parece que llega un tiempo de calma. Y se agradece, la verdad. Que hasta los alivios cómicos necesitamos un descanso.

* Echo de menos el rol. Un par de meses sin él y la vida hasta parece más aburrida. Afortunadamente, las cosas cambiarán pronto, espero, para mejor.

Anuncios

Acerca de Tindriel

Geek, Freak, adicta a las series y los buenos libros, a veces creo que trabajo para poder seguir trabajando en mi tiempo libre.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a En pocas líneas

  1. Earendil dijo:

    Cuando leo ciertas cosas la única palabra que me sale es “chamanes”. A veces es complicado tener paciencia con ellos.

    En fin, más tiempo de baja. Suerte con ello y paciencia preciosa.

  2. persefone dijo:

    Bueno, chica, paciencia. Que seguro que a la próxima resonancia te toca que la máquina esté bien y un técnico que no sea un inepto y use una máquina rota.

  3. kalruth dijo:

    Si, esas cosas pasan, pero con un poco de paciencia, rol y tres gatos zseguro que se lleva mejor.

  4. Gata dijo:

    Q te mejores guapa 😉
    un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s