¿Hola? ¿Hay alguien ahí?

Esa era la frase con la que el odioso Biff Tannen mortificaba a los varones de la familia McFly en Regreso al Futuro, una de esas joyas cinematográficas que nos convirtió a todos en geeks/freaks en potencia. Y es la que en ocasiones me gustaría soltarles a mí a algunos de mis Fulanitos queridos. Pero, aunque parezca que no, soy una persona seria y calmada (los de las carcajadas, al pasillo) y nunca la he usado. Al menos que yo recuerde (esta soy yo ensayando para alegar enajenación mental transitoria, ¿qué tal lo hago?).

Hay tantas clases de Redactorpes en el mundo como podáis imaginar, más una. Por supuesto mi redacción no es tan grande como para tener un ejemplo de cada, pero como mis Fulanitos son un encanto, se las han rifado, y acumulan una tras otra para hacerme los días divertidos y evitar la monotonía que supondría pelear siempre con lo mismo. Pero todos, absolutamente todos, tienen un algo que les hace especiales. Ese detallito tonto que repiten día a día, igual que tus discusiones con ellos. Con algunos, directamente, no discuto, que mi ingenio no es gratis. Con otros, lo intento una vez y luego desisto. Y por último están los que cada vez vienen a discutirte lo mismo y tú repites argumentación como un disco rayado. Pero hay uno en concreto que me tiene fascinada, hasta el punto de que jamás le he comentado su fallo, más por vergüenza que por otra cosa. Y es el caso del Increíble Redactorpe Que No Sabe Escribir Su Nombre. En serio.

Este señor, que escribe sobre cosas muy sesudas y que antes me parecían aburridísimas con un arte como pocos, que me alegra las tardes con sus textos, no sabe escribir su nombre. Miento, el suyo sí lo sabe. El problema viene cuando escribe el de otros que, curiosamente, tienen el mismo que él. Supongamos, por suponer, que este señor se llama Ángel. ¿Es fácil, verdad? Bien, pues cuando firma sus trabajos pone Ángel sin problema. Pero, oh, cosas de la vida, si está hablando de, por ejemplo, Ángel Acebes, entonces escribe Angel Acebes. Sin tilde. Una y otra vez. Artículo tras artículo. Y sé que se lee lo que publicamos, así que ve las correcciones, pero le entran por un oído y le salen por el otro. A la semana siguiente, Ángel Acebes vuelve a aparecer sin tilde. Y yo ya no sé si es megalomanía o falta de atención, pero me tiene fascinada. Del todo.

Y luego están los que hacen objeción de conciencia y me dificultan la vida un ratito.

Editora T: Fulanito, la RAE ha dicho que solo va sin tilde, hazme el favor de no volverlo a escribir acentuado, anda.

Redactor Fulanito: A mí me da igual lo que diga la RAE, siempre ha ido con tilde y con tilde seguirá yendo en mis artículos.

Editora T: No, si ya, si a mí la RAE a veces también me cae mal, pero aquí lo que dice va a misa y Menganito ya pasó un mail con las nuevas normas de estilo. Y hay que cumplirlas.

Redactor Fulanito: Eso también me da igual, yo voy a seguir escribiéndolo con tilde como protesta.

Editora T: Ya, pero sería más útil acampar en la Academia, porque lo que es aquí, no vale para nada. Cuando tu texto me llega hago un “buscar/cambiar” y listo. Vamos, que la protesta va de tu ordenador al mío…

Redactor Fulanito: Pues no lo cambies, mujer… Así se enteran los demás.

Editora T: Pero es que tengo que cambiarlo. Es MI trabajo, y si no lo hago la que se lleva la bronca soy yo por no cambiarlo, no tú por ponerlo. Así que según me llega tu texto es lo que hago, y lo que te pido es que, ya que tiene una utilidad de menos diez, en tanto en cuanto solo consigues que yo trabaje más, dejes de hacerlo. Si quieres ponerlo en la web, me parece bien, yo ahí ni entro ni salgo, pero deja de hacerlo en lo que me pasas a mí, por favor.

Redactor Fulanito: Pues me parece una tontería el cambio, y no veo por qué tienes que trabajar más, así que voy a seguir poniéndolo.

Derrotada, nuestra heroína se da la vuelta y vuelve a su sitio, incapaz de entender si es un problema de su discurso o de la capacidad neuronal del otro. Redactorpes, 1- Editora T, 0.

P.S. Sigo dándole vueltas a la idea de separar estas entradas en otro blog, por si algún día me da por contar las graciosas visitas a los médicos o el buen día que hace y a los que leéis esto no os interesan… ¿Comentarios a favor, en contra?

Anuncios

Acerca de Tindriel

Geek, Freak, adicta a las series y los buenos libros, a veces creo que trabajo para poder seguir trabajando en mi tiempo libre.
Esta entrada fue publicada en Redactorpes. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Hola? ¿Hay alguien ahí?

  1. Tu (tú) ponlo todo junto que Dios ya reconocerá a los suyos. 🙂

  2. kalruth dijo:

    eso. “Tojunto”.

  3. CP dijo:

    No separes en otro blog, todo aqui, 🙂

  4. Marco A. C. dijo:

    Objeción… neuronal del redactor(pe).

    Y estoy con Pablo: mi voto por que amontones, y que cada cual escarde según su criterio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s